Go to Top

Gestión del tiempo y del estrés

El viernes 15 de noviembre participamos en un taller dirigido por Óscar Corominas en el que trabajamos la Gestión del Tiempo y del estrés, desde un enfoque particular: Cómo planificar desde el ser. Una visión más allá de lo inmediato.

Compartimos unas ideas del taller en el que también vimos unos fragmentos de películas que ayudaron a reflexionar sobre el tema. Además Óscar recomendó algunas lecturas para gestionar el tiempo con sentido.

Realidad = lo real + interpretación personal sobre lo real.

Tenemos un mapa mental y unas coordenadas (definidas por la cultura, la educación, la experiencia, el estado anímico, las emociones…) desde los que interpretamos la realidad.

Sólo el ¨hacer¨ no constituye a la persona. Desde el ser nos vamos construyendo.

La gestión del tiempo no es únicamente una cuestión de agenda o de mera organización. Hay muchos factores personales en juego. Algunos de ellos son los siguientes:

Cada uno de nosotros somos más ¨subjetivos¨ que ¨objetivos¨. Reconociéndolo, aceptaré mejor la alteridad, el encontrarme con el otro y permitir que el otro ¨sea¨.

Cuando no te encuentras con el otro surgen problemas de comunicación.

El ser humano no puede vivir sin la experiencia de completarse. La sensación de aislamiento agudiza el miedo.

Vivir con menos ruido interior para no cortocircuitar nuestra experiencia con los demás y con nosotros mismos.

Cuando veamos que nos estamos limitando, por ejemplo con ideas obsesivas, ponernos en cuarentena. Frenar el juicio. Si no, el ¨ego¨ se hace super grande. Mi ser acaba pegándose (es decir, identificándose) con la forma de pensar y pierde el contacto con la realidad.

Fluir (vivir una experiencia autotélica), es disfrutar con lo que hacemos pero no por el beneficio que reporta o por el interés.

El ver las cosas de un modo o de otro es una elección. Depende del compromiso. Aunque es más fácil quedarse en la zona de confort, en la zona conocida por cada uno.

 

Se puede vivir como cadáveres vivientes o siendo conscientes que cada segundo, cada minuto puede ser el más hermoso de tu vida.

EL MIEDO. Es un regulador y, en este sentido, es positivo. Permite la prudencia.

Es verdad que el mal existe, a veces necesitamos una especie de traje de neopreno frente a la toxicidad.

Eso más que desconfianza es confianza con una cierta vigilancia.

Pero en los demás casos, el miedo es devastador. El miedo nos invita a tres reacciones: lucha, huida y parálisis.  Éstas nos habilitan para la supervivencia.

Además, conviene gobernar la duración de las emociones. Cuando acumulamos emociones, nos acabamos contaminando.

Por ejemplo, la ira. Detrás de la ira hay miedo. Parece que no lo hay porque me hace ¨fuerte¨ porque me habilita para el ataque, pero es miedo.

Somos una naturaleza abierta al Misterio. Lo que nos queda por saber es mucho más de lo que sabemos.

Quien diga que por ser mental es ¨equilibrado¨ está diciendo que mira desde la atalaya de la perfección, PERO… necesitaría resonar más con el sufrimiento y necesidades de los demás. Sin emociones no nos encontramos con el otro.

SER CONTEMPLATIVO EN LA ACCIÓN. ¿Cómo?

Ser contemplativo pasa por vivir al 100% el momento presente (ver qué se opone a esto, por ejemplo la ¨radio interna, el ruido interior) cuando la cabeza está en módulo pasado o futuro pero no en el presente, es como un hijo malcriado. En ese caso no hay armonía ni orden interior.

Economizar la energía psíquica no empleándola en pensamientos inútiles. Ser vigilantes con la toxicidad.

No permitir que lo exterior sea lo que me gobierne.

  Para Ser en el hacer va muy bien:

La lectura: al menos, 20 minutos al día. Es la actividad que mayor orden genera en el interior. Es un buen termómetro que nos indica el orden que tenemos interiormente.

La respiración abdominal. 5 minutos antes de dormir.

 

Clip to Evernote

About Georgina Trías

Coach Ejecutivo, graduada por la International Coach Federation (ICF) en Accredited Coach Training Program (ACTP), en la Escuela Europea de Coaching de Madrid. Experta en Inteligencia Emocional por la Universidad de Alcalá de Henares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 4 =